Perchero de pared hecho a mano en MDF con perillas de madera, pintado con pinturas acrílicas no tóxicas, decorado con esténciles y terminado a mano; lleva un acabado final de laca.

Un regalo único, elaborado con mucho amor al detalle. Este hermoso perchero será un obsequio perfecto para nacimientos, bautizos, cumpleaños, navidad o también para decorar la habitación de sus niños. Su diseño atractivo y sus colores llamativos, despiertan en los pequeños la creatividad e imaginación creando fácilmente el hábito del orden.

Recomendado para todas las edades